Páginas

jueves, 17 de noviembre de 2016

EL PERIODISMO Y LAS CRÍTICAS, NO DEPORTIVAS, HACIA LA SELECCION

Luego del partido donde Argentina le ganó a Colombia por 3-0 y quedó en posición de repechaje en el camino rumbo al mundial de Rusia 2018, hubo un comunicado de los jugadores hacia la prensa. Todos los futbolistas de la selección, liderados por Lionel Messi, se presentaron en la sala de prensa del estadio Bicentenario de San Juan, donde habían jugado minutos antes para transmitir a los periodistas presentes y a todos los hinchas, que no iban a hablar más en lo que quedaba de las eliminatorias.
La gota que rebalsó el vaso para que Messi y compañía tomaran esta decisión fue una declaración vía twitter del periodista de Radio Mitre, Gabriel Anello donde afirmó que el delantero, Ezequiel Lavezzi, se había fumado un “porro” en la concentración la noche anterior al partido y que por ese mismo motivo no iba al banco de suplentes.
Luego de esto, el jugador del Hebei China Fortune del país asiático, salió a atacar al periodista diciendo que tomará acciones legales por “sus falsas declaraciones” y por los graves daños que le generaron a “mi familia y en mi trabajo”. Todo este ida y vuelta entre Anello y Lavezzi fue en la previa del encuentro.
Cuando parecía que todo se había arreglado por el triunfo de la selección, volvió el tema a la luz. Pero esta vez no lo trajo ni el periodista ni el delantero sino los compañeros de este último que en la voz de Lionel Messi dejaron en claro que “la acusación  al pocho es muy grave y si no la cortamos ahora, no la cortamos más”.
El crack rosarino también aclaró que “lamentamos mucho que tenga que ser así, pero no nos queda otra”. “Sabemos que muchos de ustedes no están en ese juego de faltarnos el respeto”, agregó. Luego Edgardo Bauza también salió a hablar del tema:  “apoyo esta decisión y quedamos en que yo fuera el único que hablara”.
No faltó en tardar la respuesta del periodismo para seguir criticando a los jugadores por esta decisión. Horas después del comunicado y de la conferencia de prensa del técnico, en las redes sociales salió el video de cuando la selección de 1998, liderada por Diego Simeone y entrenada por Daniel Passarella, había tomado la misma decisión. El ahora técnico del Atlético de Madrid había dicho: “No jueguen con las personas por una necesidad de llenar espacio”.
Las dos posturas estan perfectamente tomadas, la de la crítica y la de no salir más a hablar. El periodismo, y más el deportivo, tiene el deber de criticar o felicitar a los deportistas, siempre y cuando, sea por lo deportivo. Porque el espectador de fútbol o algún otro deporte no le interesa qué hizo o deja de hacer el deportista con su vida privada. Lo que le importa al hincha es si jugó bien o no el último partido.
Los deportistas están en su derecho de no salir a hablar con la prensa pero en el caso de que la única crítica que reciban de ésta sea algo ajeno al deporte que realicen. Si la crítica es solamente deportiva, el protagonista debe agachar la cabeza y aceptar los dichos del periodista. Siempre que la crítica sea constructiva es buena, ya sea de algo que se hizo mal o no.

En el caso de Gabriel Anello y Ezequiel Lavezzi ya excede lo deportivo y los jugadores están en todo su derecho de no declarar hacia la prensa. Además que esto no es la primera vez que sucede. Ya en la previa del mundial de Brasil 2014 se había dicho que Lavezzi y Banega habían fumado marihuana en el predio de Ezeiza, pero nunca se confirmó esa historia. Como dijo el 10 del Barcelona, si no se corta ahora, no lo cortan más. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario