Páginas

domingo, 2 de octubre de 2016

Peregrinacion a Lujan

En el día de ayer, sábado 1 de octubre, se realizó la tradicional peregrinación hacia la Basílica de Lujan. Como todos los años, se hizo el primer fin de semana de octubre. Y por tercera vez, pude ser parte de ella largando a las 9 de la mañana desde Liniers.
La peregrinación se realiza desde Av. Rivadavia y Av. General Paz en el barrio porteño de Liniers y desde ahí caminando, en su mayor parte por la avenida más larga del mundo, hasta la ciudad de Lujan haciendo diferentes paradas para recuperar energías y continuar caminando.
El primer tramo de la peregrinación se realizó entre Liniers y Morón, donde se recomienda descansa solamente quince minutos para no enfriarse y poder seguir caminando sin ningún problema. Por suerte para todos los peregrinos el día estuvo soleado y eso hizo más fácil el camino.
La segunda parte fue desde Morón hacia Merlo. En esta oportunidad, uno debe descansar como máximo media hora y posee de los bolsos trasladados en los micros de su parroquia para poder cambiarse las medias y lo que crea que es necesario. Todavía el camino es largo y falta una gran parte para llegar a la Basílica.
La tercera parada, luego de salir de Merlo, es en la localidad de La Reja. En este tramo si uno siente algunas molestias, al igual que en las anteriores, puede hacerse revisar y recibir algunos masajes para tener más fuerzas para lo que resta del camino. Lo que falta después de La Reja es lo más complicado pero no imposible.
El cuarto tramo es desde La Reja hacia General Rodriguez. Esta parada es la más importante, ya que como luego de Rodriguez no hay más ayuda, uno debe tomar la decisión más importante del día que es si continuar o abandonar la peregrinación. Para el que elije abandonar, esta decisión no debe tomarse como fracaso ya que no es obligatorio llegar a coste de su vida. Lo importante es intentar realizar la peregrinación.
El final de la peregrinación es desde General Rodriguez hasta Lujan. Esta última parte se realiza por toda la vieja ruta 7 en la cual se puede observar a lo lejos a la Basílica y le da entusiasmo y fuerza a los peregrinos para hacer los últimos metros que quedan. Al llegar a la Basílica, el peregrino tiene todo lo necesario para recuperar las energías perdidas en el camino y descansar en la vuelta hacia Buenos Aires
Esta peregrinación es una de las más importantes de Argentina y este año no fue la excepción ya que se estipula que 1 millón de personas fueron desde distintos puntos del país hacia Lujan para poder ver a la virgen. Y entre toda esta gente hay desde creyentes que van todos los domingo a misa, hasta no creyentes que se juntan con la religión solamente en esta ocasión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario